La nueva directiva de la UE sobre los derechos de autor

Pintada contra el Artículo 13

No te puede haber pasado por alto que el pasado mes de marzo, en el Parlamento Europeo, y el pasado mes de abril, en el Consejo Europeo, se aprobó una nueva Directiva sobre los derechos de autor en la Unión Europea. Ahora se abre un período de 24 meses durante el cual los Estados miembros tendrán que dar efecto a la Directiva mediante unas nuevas leyes estatales.

Los dos artículos más controvertidos de la Directiva son el Artículo 11, que impone una tasa en concepto de pago por publicar fragmentos de información protegidos, y el Artículo 13, que hace a cada plataforma responsable de los contenidos allí publicados.

La consecuencia de estas medidas será poner límites más severos a la publicación en línea. A ojos de l@s defensores de la iniciativa, el resultado será una mayor protección de los derechos de autor y poder equiparar las condiciones de publicación en Europa y en los Estados Unidos de América, por lo menos por lo que refiere a las editoriales y grandes empresas. Los detractores de la medida, en cambio, argumentan que el resultado será una censura y un freno a la creatividad.

¿En la práctica cómo afectará la Directiva a las personas?

Las personas que solo consumen contenidos en la web deberían notar pocos cambios. En estos momentos, no se sabe hasta qué punto se verán afectadas las típicas listas de resultados de búsqueda y la disponibilidad gratuita de información de todo tipo. ¿Tendremos que pagar para ver los listados exhaustivos de costumbre?

Las personas que publican en línea, en cambio, sea un blog o otro tipo de contenido, tendrán que someter su creación a un filtro, mediante el cual tendrán que demostrar que no existe infracción de los derechos de autor. Y quizás habrá algún tipo de filtro automático que dificulte la publicación, hasta incluso de contenidos legítimos, si el filtro es agresivo.

Meme de l@s Simpson

¿Hasta qué punto podremos publicar los populares memes que, aprovechándose de los contenidos de terceros, nos divierten en las redes sociales?

¿Cómo afectará la Directiva en el campo de la traducción?

Parece que nadie aún ha contemplado esta cuestión. Cierto es que el objetivo de la Directiva no es la ordenación de nuestro sector. Aún así, toda traducción se considera una obra derivada y por lo tanto caerá dentro del campo de acción de las nuevas normativas que resultarán de la Directiva. Por ejemplo, ¿la traducción gratuita de servicios en línea como Google Translate y Microsoft Bing se tendrá que pagar si el texto original es susceptible de protección?

En este momento, se nos hace difícil prever el futuro. Mucho dependerá de la codificación de la Directiva en las nuevas leyes creadas por cada estado miembro. La Directiva se tendrá que interpretar. Por lo tanto, la lucha entre los diferentes intereses aún no se ha acabado. Las mismas agrupaciones que antes hicieron campaña en contra de la Directiva ya trabajan para limitar sus efectos bajo lemas como #SaveYourInternet. Han perdido una batalla pero quieren ganar la guerra.

Estamos ante una nueva privatización de la cultura, la educación y la ciencia que amenaza los comunes del conocimiento y que sienta un precedente muy peligroso para el futuro de la democracia además de un ataque frontal a la neutralidad de la red.
Jacob Hammerstein, La Mirada Común

 

Richard Samson

I’m a teacher living in Osona, Spain. I'm into tennis, dogs, and chickens. I’m also interested in translation and Moodle (well, digital tools for teaching, in general).
Richard Samson

Latest posts by Richard Samson (see all)

Richard Samson

About Richard Samson

I’m a teacher living in Osona, Spain. I'm into tennis, dogs, and chickens. I’m also interested in translation and Moodle (well, digital tools for teaching, in general).
This entry was posted in Culture, Digital stuff, Unethical conduct. Bookmark the permalink.